Languages:

fachadas ventiladas

Las fachadas ventiladas de cerámica: todo sobre su funcionamiento

Las fachadas ventiladas de cerámica son una apuesta por la estética y las mejores condiciones de aislamiento. En un mundo donde lo sostenible es cada vez más importante, este tipo de fachadas son la solución que estabas buscando. ¿Qué características te ofrecen?

Fachadas ventiladas de cerámica: qué son Este tipo de fachadas está compuesta por un muro de soporte, una capa de material aislante y un revestimiento dispuesto en una estructura que lo soporte. Así, se crea una cámara de aire entre la estructura de soporte y el revestimiento que permite la circulación del aire. Además, el material de revestimiento es aislante, como es el caso de la cerámica. Esta técnica supone un ahorro en el consumo de entre un 20 y un 30%.

Fachadas ventiladas cerámicas: funcionamiento

Las fachadas de cerámica mejoran los resultados, ya que garantizan la resistencia de la fachada ventilada. Esta logra reducir el consumo de un edificio al permitir la circulación del aire, el cual se desplaza por una cámara entre materiales. A esta no puede acceder el agua, lo que garantiza la impermeabilidad. Así, el aire asciende frío desde la parte baja del edificio y sale calentado por la parte superior. Por tanto, se evita la pérdida de energía.

Soluciones constructivas más demandadas

Esta es una de las soluciones constructivas más demandadas, en la cual puedes colocar diferentes tipos de cerámica. El objetivo es potenciar los efectos de una fachada ventilada, lo que te llevará a ahorrar en la factura a final de mes y que tu edificio sea sostenible. Sin duda, esta es la solución clave que aporta este tipo de estructuras.

En definitiva, las fachadas ventiladas de cerámica representan una apuesta por un futuro ecológico y sostenible al servicio de las personas. Apostar por este tipo de soluciones es la clave del mañana.

Puedes descargar nuestro Catálogo fachada ventilada_TAU