Languages:

Consejos para limpiar la cerámica del suelo y eliminar las manchas

La limpieza de la cerámica contribuye a mantener su brillo natural. Como bien sabes, el pavimento es el epicentro en muchas ocasiones todo tipo de manchas. Bien sea por un trozo de comida o por unas pisadas, no puedes permitir que estas permanezcan mucho tiempo. No solo afearás tu hogar, sino que estarás comprometiendo su higiene. ¿Cómo mantener los suelos cerámicos en perfecto estado?

¿Cómo limpiar la cerámica?

Lo ideal es que empieces barriendo/aspirando la superficie, ya que eliminarás la suciedad que no está adherida. Tras esto, utiliza un producto que no sea abrasivo para fregar la cerámica. Humedece la fregona o un trapo con una mezcla formada por el limpiador y agua tibia y pásala por toda la superficie. Con un par de repeticiones, conseguirás un suelo impecable.

En cuanto a las juntas, en el mercado existen limpia juntas industriales, que son productos específicamente preparados para limpiar y blanquear juntas cerámicas. Estos productos suelen estar etiquetados como blanqueador de baldosas o limpiador de juntas y se pueden encontrar en todo tipo de droguerías, supermercados y grandes superficies. Con un cepillo de dientes usado podrás retirar la suciedad que pueda haber en estos lugares de difícil acceso.

Eliminar las manchas en la cerámica

Existen diferentes productos sostenibles con los que puedes ocuparte de las manchas en la cerámica. Un buen ejemplo son los artículos desengrasantes, los cuales te ayudan a deshacerte de cualquier resto de grasa. Por otro lado, también tienes la opción de crear una capa antimanchas con artículos de eficacia probada sin alterar el medio ambiente con su uso.

En cuanto a los utensilios de limpieza, te recomendamos que uses paños de algodón. Estos son muy suaves, por lo que no arañarán la cerámica al frotarla. Si quieres obtener unos mejores resultados y potenciar el brillo del suelo, lo ideal es agua y productos de limpieza no jabonosos. Produce el mismo efecto sobre la cerámica que sobre un cristal.

En definitiva, limpiar la cerámica es muy sencillo y puedes utilizar diferentes productos para mantenerla.

En TAU Cerámica recomendamos los producto AGC para la limpieza y mantenimiento de la cerámica:

AGC Cement: Quita cementos. Para limpieza final de obra. Eficaz para eliminar restos cementosos.

AGC Grease: Desengrasante. Para limpieza general. Elimina grasa y suciedades fuertes en pavimentos y revestimientos cerámicos.

AGC Sealer: Sellador para superficies pulidas.